miércoles, 2 de agosto de 2017

TRAS LA HUELLA

Agustín Figueroa Galindo


Teléfono: 54262837.



Esta historia la cuenta el señor Orlando Dueñas Gómez, al cual le robaron en su casa el pasado 28 de 


abril. Él efectuó la denuncia en la 5ta Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en el 


municipio Playa, pues le sustrajeron 14 mil cuc y mil USD que provenían de la venta de una casa 


heredada de su padre. La denuncia con el número 25632/17 la recibió el 1er. teniente Lázaro Sandar 


Hernández.


En el primer contacto el oficial le aseguró a Orlando que localizaría a los tres sospechosos del caso 


para comenzar el proceso investigativo. Los sospechosos conocidos como Jorge Luis Roche Delgado (

alias Machichi), vecino de calle 29 entre 52 y 54, en el propio municipio y dos mujeres queresponden a 


los nombres de Danuirca y Anair.


Asegura Orlando que conocía a Machichi” antes que sucedieran los hechos, y el sospechoso le contó 


que tenía buenas relaciones con la policía de la referida 5ta Unidad; y aseguró que había negociado 


con el sub oficial Sánchez, cuando por 100 cuc el policía le había entregado un motor que se 


encontraba ocupado en la Estación.


La víctima explica que él está seguro que en esta unidad policial no se le ha dado la debida atención a 


su denuncia. El investigador 1er teniente Lázaro,molesto por las visitas que él ha realizado a la Unidad 


para preguntar por el proceso, lo amenazó diciéndole que iba a pasar su denuncia al Municipio,para 


que cerraran su expediente.


No obstante, los individuos, arrestados bajo sospecha del robo fueronpuestos ante él en un careo y 


dejados en libertad ese mismo día; por lo queOrlando se quejó al investigador y la respuesta no se 


hizo esperar: “Yo soy la autoridad y conozco mi trabajo, no me estorbe más”.


Pasados algunos días, trasladaron la denuncia para la 8va. Unidad de la PNR del Reparto Siboney, en 


el mismo municipio y la acusación la atendió el investigador mayor Wilfredo, quien le manifestó que su 


caso estaba viciado y llevaba muchos días frío, que él veía pocas posibilidades de resolverlo.  No 


obstante, realizaron otro careo entre Orlando y un detenido, pero tampoco dio resultados positivos y lo 


pusieron en libertad.


En busca de una solución, la víctima se dirigió a 110 y 3ra., donde se encuentra la Unidad Municipal


 de Investigación, se entrevistó con el teniente coronel Duvergel, quien llamó por teléfono al 1er 


teniente Lázaro, para preguntarle sobre el caso. El oficial en cuestión le respondió que puso en libertad


 al sospechoso por falta de pruebas y que lo mantendría en seguimiento.


En un estado de desespero, al ver que pasaban los días y no se resolvía su problema, se presentó en 


la Fiscalía Municipal y después en la Fiscalía General de la República, donde tampoco encontró una 


respuesta a su demanda.


También se personó en la Dirección General de la PNR en dos ocasiones, entrevistándose con sendos


 Coroneles del Departamento de Atención a la Ciudadanía, los que le informaron que su caso tenía 


que solucionarlo la policía del municipio Playa.


También fue al Ministerio del Interior en la Plaza de la Revolución y contactó en el Departamento de 


Atención a la Ciudadanía, con el 1er teniente Pablo, quien según cuenta Orlando se quedó dormido 


mientras le comentaba lo acontecido. Al llamarle la atención la víctima, le contestó que el caso no le 


pertenecía que tenía que dirigirse a la Policía de su municipio.


Como solución final acudió al Consejo de Estado, donde fue escuchado por una señora que se 


presentó como Isis y le dijo que esperara la respuesta en 20 días, pero jamás ha llegado a las manos 


de Orlando la contestación.


Después de tantas quejas y de acudir a las diferentes instancias estatales, el teniente coronel Duvergel


 lo citó y le informó que su expediente había sido estudiado y que la policía había realizado su trabajo 


correctamente.


En la actualidad este joven se encuentra en la calle y sin dinero, a pesar de que fue una persona que 


un día creyó en la “justicia revolucionaria”, porque como tantos miles de cubanos, combatió en Angola 


entre los años 1982 y 1984 y fue condecorado con la distinción “Medalla de 1er Orden”, por su 


participación en la batalla de Canganba. La falta de atención a su situación ha provocado que 


entregue el carné de la Unión de Jóvenes Comunista.


Los robos, crímenes y otras actividades delictivas cometidas en el país, solo tienen respuesta en el 


programa televisivo “Tras la Huella”, una copia del CSI americano, donde todos los casos se 


solucionan de forma favorable, por la eficiencia de la PNR.


 

La Habana, 2 de agosto de 2017

CUANDO LLEGÓ EL SOMBRERO, YA NO HABÍA CABEZA

Por: Dagoberto Martínez Martínez


Teléfono 48 794454



En el Hospital Pediátrico de la capital de Pinar del Rio, falleció el niño de 5 años de edad, Eriel Valdés 


Madera, vecino del Km. 22 de la Carretera de La Coloma, quien padecía de Leucemia.


Eriel estuvo ingresado un mes en cuidados especiales, debido a su precaria situación de salud que se 


fue deteriorando por varios factores ajenos a la voluntad de su familia; entre ellos la mala alimentación


 y la situación que presentaba su vivienda que fue objeto de reclamos de los padres a todas las 


instancias, pero todo quedó en promesas nunca cumplidas, por parte de los organismos del Estado.


Los funcionarios del gobierno le manifestaron en reiteradas ocasiones que su vivienda ya estaba en 


fase de terminación en el Reparto Calero, pero realmente nunca se comenzó su construcción.


En entrevista dada al periódico Guerrillero, el órgano provincial de prensa, Ernesto Barreto Castillo, 


presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, el día 15 de marzo de este año, informó que 


al cierre del 2016 la provincia utilizó en el programa de la vivienda, 19,8 millones de pesos del 


Presupuesto del Estado, y que en ese año se terminaron 488 viviendas y se iniciaron 199 más; así 


como, los subsidios ascendieron a 200 millones de pesos ypermitieron concluir 2406 viviendas por 


este concepto, y ahora se encuentran 978 en ejecución.



A este niño la vida le tenía preparada una mala jugada, y el Gobierno se encargó de abrirle las puertas 


a esta desgracia, dosmeses después de haber fallecido el infante, se le otorgó la anheladavivienda a 


esta familia, en uno de los repartos de la capital pinareñapero no han podido habitarla, por la 


cantidad de problemas constructivos que presenta



La felicidad nunca viene completa, la casa fue concluida por una brigada de la Empresa Constructora 


de Pinar del Rio, pero se dio por terminada llena de deficiencias constructiva: habitaciones con 


problemas eléctricos, tupiciones en los tragantes y patio de servicios.


La señora Dianoris Valdésexplicó que lleva más de dos meses tratando de resolver los problemas de 


su nueva vivienda y que todas las gestiones han sido en vano, se ha dirigido –incluso- hasta al jefe de 


la brigada que estaba a cargo de la ejecución de la casa, pero en vez de ver soluciones, todo se le 


convierte en promesas.


Para más desgracia la niña mayor, con retraso mental y solo 14 años de edad, en los días de 


desesperación de Dianoris, cuidando de su hijo grave en el Hospital Pediátricoquedó embarazada


no se le pudo interrumpir para no poner en riesgo su salud; aunque hay que señalar que no quiso 


hacer la denuncia en la Unidad de la PNR y se niega a hablar de la situación.


Casos como este, no son ajenos dentro de nuestra localidad, son muchos los problemas que se 


presentan por la falta de atención gubernamental a las diferentes instancias en nuestra comunidad.

 


La Coloma, 31 de julio de 2017