jueves, 19 de octubre de 2017

LA VIOLENCIA, UN TEMA DIARIO

Por: Agustín Figueroa Galindo

Teléfono: 54262837.

Las cifras que muestran el incremento de la delincuencia juvenil, la violencia, el crimen y las drogas, no se muestran en nuestro país; sin embargo, hay barrios que son calificados por la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), como “potenciales delictivos”, entre ellos La Fortuna, ubicada en el municipio Boyeros y La Güinera, en el de Arroyo Naranjo.

Para poder conocer de algún hecho delictivo de relevancia, tiene que esperar que sea mostrado en la televisión cubana, en los dos programas que son versiones de CSI (Crime Scene Investigation) que se ofrece en la televisión americana; porque ninguno de estos delitos son narrados –en alguna ocasión- por la prensa escrita y mucho menos por la radial y la televisiva.

Los hechos que aquí se cuentan sucedieron en una de estas dos localidades, pero para nadie es un secreto que existen otros muchos repartos catalogados como peligrosos, con un alto número de delincuentes; que hace decir a la población cada vez que se comete un acto delictivo: “¿dónde está la policía?”.

Y es que no solo la PNR es ineficiente en el momento de la actuación en cualquier emergencia, pero también en el desarrollo de su trabajo preventivo. La profilaxis de los Jefes de Sectores consiste en mandar a cualquiera a prisión por “Peligrosidad Predelictiva”, con 4 años de privación de libertad.

Hace unos quince días, en la calle Victoria entre Agramonte y Maceo, en La Güinera, se cometió un asesinato en el que la víctima fue agredida con un machetepor su cuñado y quedó casi descuartizado.

Los vecinos aseguran que varios residentes -antes que sucediera esta tragedia- se comunicaron vía telefónica en varias oportunidades con la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria   (P.N.R)  ubicada en el reparto Capri, que radica a menos de 900 metros del lugar donde sucedieron los hechos. Alegan que se encontraban ebrios en el medio de la calle, alterando el orden público.  El asesino, en ocasiones, se sentó en la vía pública y la víctima después de varios intentos de levantarlo logró conducirlo hacia la casa.

Aseguran que todo este espectáculo en la calle duró más de una hora y que nunca aparecieron los agentes del Orden Público para controlar la situación que terminó con un horrendo crimen.

Sin embargo, la mayoría de los días de la semana, frente a la Sede de las Damas de Blanco, en el Reparto Lawton, permanecen inamovibles dos autos patrullas de la PNR y no menos de 10 efectivos policiales que incluyen la Seguridad del Estado; lo que es una muestra que al régimen solo le interesa controlar la política y la sociedad no es prioritaria.

 

La Habana, 17 de octubre de 2017           

       

EL DESAMPARO SOCIAL

María Nélida López Báez

Teléfono: 52437850

En la calle Neptuno entre Galiano y San Nicolás, desde hace unos seis meses, se puede encontrar a un niño de unos 13 años de edad, desde tempranas horas de la mañana, hasta las 6 de la tarde, sentado en el piso de la acera, tratando de vender unos libros viejos que allí exhibe, la mayoría en mal estado.  

Si usted trata de hablar con él se percatará que tiene dificultades en el habla y algún retraso mental, al parecer es por eso que no le gusta que le molesten y le hagan preguntas, porque no las responde. Algo que se debe destacar es que el menor en todas las horas que está allí ubicado, apenas se levanta a comer algo.

Pero no son solo los niños, también personas de la tercera edad viven en esta situación. En la calle San José, entre Galiano y San Nicolás, se puede encontrar a un señor de unos 65 años de edad, que pernocta en cualquier lugar en el municipio Centro Habana. 

El hombre está ávido de alimentos y de la forma que se expresa hace pensar que tuvo alguna educación. Perdió su domicilio hace ya muchos años, fuentes dijeron que más de 20, que se encontraba en deplorable estado y vivía sin condiciones para una posible reparación. Todo parece indicar que se ha hecho adicto a la bebida. 

Tiene un par de zapatos de uso, pero los considera algo importante y cuando va a andar en los basureros, se los quita e introduce los pies en lo que los cubanos llamamos “jabitas”, que no son más que bolsas plásticas que sirven para transportar cosas.  

Tuve algún contacto con él y dijo que en estos momentos no recuerda la dirección de su antigua vivienda y al parecer tiene algunos baches mentales, pues dijo no saber quién era, ni dónde vivía. Alguien que circulaba por la calle en ocasión de tratar de conversar con él, me dijo que era una persona callada y que no pedía nada. No obstante, cuando pasa algún vehículo policial se esconde, porque el lugar a donde lo conducen es muy caluroso y lo que le dan de comer muy malo, aunque es obvio que mejor que lo que encuentra en las calles, pero él prefiera la libertad de moverse y buscar sus miserables alimentos.

No hay dudas, viendo estos casos que deambulan por la ciudad capital, que no hay preocupación por la justicia social y todo es una gran mentira.  

 

La Habana octubre 17 de 2017.

 

 

 

 

 

 

LA BASURA NO SÓLO ESTÁ EN LA CALLE

Por: Agustín Figueroa Galindo

Teléfono: 54262837

Las terminales de ómnibus son las responsables del movimiento del transporte público; en el caso de las interprovinciales, la afluencia de pasajeros exige que tengan algún tipo de comodidad para la espera; pero también las locales deben tener un ambiente favorable para la recepción de algunas personas que van a ellas como cabecera de salida de determinados ómnibus, con el fin de asegurar realizar el viaje sentado. 

En Cuba donde la propaganda política es una constante, estos lugares -por la gran afluencia de público- se utilizan para “educar e informar”, aunque en ocasiones también hay actividades de cultura como exposiciones de pinturasy grafitis.

Pero, como todo lo desafortunado que tiene el cubano, el transporte público es desastroso y sus terminales se encuentran en condiciones de abandono, por parte de las autoridades del Ministerio de Transporte y el Poder Popular, en particular haré referencia a la ubicada en el municipio Boyeros, en la barriada de Santiago de las Vegas.

Esta terminal recibe a diario miles de personas que esperan sus ómnibus para transportarse a la mayoría de los municipios de la capital; además se trasladan pasajeros alas provincias de Mayabeque y Artemisa.

El local es un vertedero de basura, sus paredes y pisos se encuentran cubiertos de suciedad y polvo que no han sido limpiados por años, lo que ha formado una capa que desprende una gran fetidez, a lo que se puede incorporar la hediondez de los orines y las heces fecales que aparecen todas las mañanas en este lugar que es utilizado como baño público

Los vecinos de los alrededores se quejan que, en las noches, la terminal se convierte en una mezcla de antro de perdición y punto de control de mendigos; donde pernoctan borrachos, drogadictos y homosexuales, estos últimos portadores del VIH que se encuentran ingresados en el hospital de El Rincón, los que durante la noche salen hacia diferentes lugares y regresan al centro médico en las primeras horas de la madrugada.

A pocos metros de este lugar se encuentran ubicadasvarias cafeterías del incipiente sector privado, sus dependientes cuentan que, por las mañanas, tienen que limpiar los alrededores de sus establecimientos con aromatizante para evitar que los clientes tengan que oler la “peste” que se desprende de la terminal.         

María Echeverría es una joven estudiante de 16 años, ella se levanta en horas de la madrugada y se dirige allí con el objetivo de abordar el ómnibus que sale a las 5 am,siempre la acompaña su papá, porque en ese horario el local se encuentra lleno de indigentes acostados en el pisoy otros elementos que escandalizan, por no respetar a laspersonas que se encuentran esperando el ómnibus.

Como en cualquier centro de trabajo del país, y mucho más los que comercian con dinero, existe una gran corrupción, allí hay que repartir los dividendos, con el personal administrativo tanto de la terminal como de la Empresa, por lo que todo el que labora de forma directa con el público tiene que hacer su aporte.

Un chofer del ómnibus P13, contaba que, en las Asambleas Sindicales, los trabajadores se han cansado del plantear el problema que presenta el centro, pero nada se resuelve; esto es lo que sucede en todo el país.

 

La Habana, 10 de octubre de 2017                  

EL ELFANTE VS. EL MAMUT

La campaña del régimen contra Trump es cada vez más fuerte 
 |  

LA HABANA, Cuba.- Cualquier acción que emprenda el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es criticada por los medios castristas de forma despiadada. En sus recientes viajes a Puerto Rico y Las Vegas lo han hecho ver como un elefante en medio de una casa de cristal: si visita el lugar de los hechos es malo, y si no asiste por cualquier motivo, peor.

Sin embargo, en favor de Trump (sin que sea un cumplido o una forma de defensa) habría que decir que al menos se ocupa, porque su “homólogo cubano”, Raúl Castro, ni eso. No se puede comentar algo, ni bueno, ni malo, porque un mes después del paso del huracán Irma, al General no se le ha visto por ningún lugar, llevando al menos la “solidaridad” de que tanto se habla a los damnificados.

También habría que decir que no ha dado opinión alguna sobre el “conflicto auditivo” con los diplomáticos americanos.  Las caras visibles han sido las del Ministro de Relaciones Exteriores y la Negociadora, la señora Josefina Vidal. No obstante, su hija Mariela se encarga de llenar algunos de sus vacíos, a través de las redes sociales, o formando parte de la Presidencia de cualquier evento que se haga en el país, ya sea nacional o internacional. No sucede lo mismo con el resto de la familia. Su hijo Alejandro Castro Espín se mantiene detrás del escenario, aunque moviendo los hilos de los títeres, y su exyerno, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, se empeña en terminar de destruir la economía, a su vez bajo anonimato.

No obstante, es difícil escuchar a alguien haciendo un parangón entre Donald Trump y Raúl Castro; es tan grande la manipulación al pueblo que muchas personas le echan la culpa al Presidente de Estados Unidos de lo que está sucediendo en la Embajada con la suspensión de visas. En los primeros días en que la situación se puso muy difícil, pude escuchar –escurrida entre las personas que allí se encontraban- a un joven que exclamó: ¡Deberían matar a Trump!

Es difícil de entender cómo ha crecido ese odio que se ha inyectado en los cubanos por el inquilino de la Casa Blanca, pero si usted analiza las afectaciones que han sufrido algunas personas, se da cuenta que todo está relacionado con el aspecto material. Familiares reclamados de residentes y ciudadanos americanos que tenían pendiente la entrevista se anticiparon a vender sus propiedades personales, pensando que en uno o dos meses podría salir del país y ahora se encuentran con esta situación. Y hay daños colaterales, como por ejemplo los que llenaban planillas por 20 CUC en las casas alrededor de la Embajada e incluso los que cuidaban los bolsos y tenían servicio de baño.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, en su conferencia de prensa, se atrevió a hablar de la afectación a la “reunificación familiar”, pero lo que no dijo fue que si el régimen del cual es miembro no hubiera destruido la familia cubana desde el mismo momento que tomó el poder, no habría necesidad de volverla a unir. Tampoco contó que con un solo empleado en el consulado en Washington, las dificultades son muchas, porque para que un cubano que resida en Estados Unidos pueda visitar Cuba tiene que pedir un permiso y pagarlo. Incluso, si es ciudadano americano, tiene que sacar un pasaporte cubano.

Si se hiciera una lista de los problemas que sufre el pueblo cubano, ¡ni idea de la cantidad de páginas que habría que utilizar! Baste con recordar que existen dificultades con la vivienda, el transporte, las medicinas, los hospitales, las escuelas, la comida, la recreación, en fin. Es como el efecto del Rey Midas después de haberse bañado en el río Pactolo, aunque en este caso todo lo que toca no se convierte en oro, sino que se pudre.

Pero hasta ahora todo esto se ha soportado, en particular, porque el pueblo ha perdido su identidad, la capacidad de elegir entre la verdad y la mentira, el principio filosófico de “aquello que es, es; lo que no es, no es”.

Es un pueblo sometido.

Al régimen, en estos momentos en que el panorama social, económico y político es muy gris, no lo apoyan ni sus propios dirigentes. Pero antes de los ataques a los diplomáticos muchas personas se adaptaban a “vivir” así, porque tenían la esperanza de viajar a Estados Unidos a reunirse con sus familiares y comenzar un nuevo camino, otros incluso, se conformaban con ir de visita 2 o 3 meses. Considerando que se ha perdido esa ilusión, las cosas difíciles que tenemos que soportar en el día a día sobre nuestros hombros se harán más pesadas.

¿Tendrá el régimen cuidado en no subir la llama a la olla de presión, buscando evitar que se produzca un estallido social? Está servida la mesa.

jueves, 12 de octubre de 2017

SANCIONADO PRESIDENTE DEL CONSEJO POPULAR LA COLOMA

Por Dagoberto Martínez Martínez

Teléfono 48 794454


En los Consejos Populares, las funciones de los Presidentes yDelegados a las Asambleas Municipales, son muy limitadas, al extremo que todo lo que se realice se debe consultar con el Presidente Municipal del Poder Popular, para que dé su consentimiento.

No obstante, hay ocasiones que la rapidez de las acciones que se deben acometer en la base, no da margen para informar al organismo superior, como fue el caso del día 23 de septiembre, a las 13:00 horas cuando se recibieron los huesos de las actividades de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), los cuales llegaron a la carnicería falta de frio, no se le pudo dar la conservación que requerían. Sería bueno recordar que, en la víspera del día de los CDR, se acostumbra a hacer en la calle una caldosa, con huesos de puercos y algunas viandas, de esta forma se celebra la “fiesta”.

El personal de comercio se movilizó en función de resolver el hielo para congelar este producto, y lograr que llegara en buen estado alos que lo iban a consumir, lo cual no fue posible, ya que en la Empresa Pesquera no le facilitaron la entrada al transporte para cargar el hielo.

El producto en cuestión adquirió una gran fetidez y llamaba la atención de todos los que pasaban por el lugar que estaba almacenado, suscitando comentarios y quejas al respecto.

El presidente del Consejo Lázaro Delgado, que acababa de llegar en ese instante de una de las tantas asambleas que realizan en este órgano de gobierno y que había ingerido algunas cervezas, a su paso por el lugar pudo sentir el mal olor de los huesos, y al pedir explicación, le dijeron que no les permitieron cargar el hielo a los administradores de las unidades de comercio, por lo que se dispuso a resolver tan caótica situación.

Se dirigió a la Empresa Pesquera y reclamó entrevistarse con la Directora en funciones de dicho Establecimiento, pero le dijeron que no se encontraba; así como otros miembros del Consejo de Dirección, y según cuentan los vecinos del lugar, se armó un gran escándalo en ese momento, entre el Presidente y el Cuerpo de Vigilancia y Protección (CVP), no permitiendo el acceso del funcionario del Gobierno a las instalaciones.

Se pudo saber a través del señor Leonel Guerra, ex secretario del Núcleo Zonal, que varios días después, el Presidente del Consejo fue sancionado con una amonestación, en el seno del Núcleo del Partido, por el escándalo producido frente a la Empresa Pesquera y también por no por tratar de conservar la comida del pueblo, que había otros métodos de resolver el problema.

Muchas personas -dentro de ellas militantes del Partido- se preguntan, si la solución era dejar podrir el producto para despuésrealizar las gestiones correspondientes

Y para sorpresa de muchos, en todas las Asambleas de nominación de candidatos, el Presidente del Consejo, al cual sancionaron, ha sido propuesto de nuevo por la mayoría de los electores, después de conocerse este incidente.

Al final, los huesos de marra, se vendieron de forma liberada a la población de nuestra localidad, ya en muy mal estado.

 


Pinar del Río, 12 de octubre de 2017

 

miércoles, 27 de septiembre de 2017

UN DÍA EL PUEBLO TOMARÁ LAS CALLES

Serán multitudes de cubanos que se echarán a la vía pública para reclamar su derecho a tener una vida digna
 | 

Protesta masiva en La Habana, 13 de septiembre de 2017 (foto Liu Santiesteban/Facebook)

LA HABANA, Cuba.- Los comentarios en la calle durante los días del huracán Irma no paraban, en cualquier lugar alguien decía: “¿Dónde está Raúl?”. El dictador-presidente no apareció ante el pueblo ni siquiera para dar las condolencias a los familiares de los que murieron. Claro, estos decesos se produjeron por “no cumplir las orientaciones de la Defensa Civil”; porque este es “el país más organizado del mundo si de problemas climáticos se trata”.

Cuando Fidel Castro (ahora conocido como “La Piedra”) se ausentaba de la escena política, sucedía lo mismo, comenzaban las especulaciones. Sobre Raúl algunos dicen que ha estado enfermo, otros que se encontraba viajando y no ha faltado –con ese humor de los cubanos, a pesar de las circunstancias- el que ha dicho que estaba operándose para convertirse en un transgénero y ser de nuevo Presidente en el 2018.

Lo cierto es que entre los dos hermanos hay mucha diferencia, el difunto hubiera salido a la palestra pública para dirigir al Dr. Rubiera en sus pronósticos meteorológicos, porque él era el que mejor guiaba a los ciclones y también hubiera ido a darse baños de masas con los infelices que todo lo perdieron, para decirles que la “Revolución” no los dejaría desamparados.

El dictador de turno no es buen orador, tampoco practica las relaciones públicas, por lo que prefiere que sean los de abajo los que den la cara, para eso tiene unos cuantos Generales de todo tipo (Brigada, División y Cuerpo Ejército) que deberán lidiar con el pueblo y las cámaras de televisión.

Pero al final, el hombre apareció junto a Maduro y la “Primera Combatiente”, en el aeropuerto y en un lugar donde un barco venezolano dejó la ayuda que trajo el “pichón” de dictador desde su país.

También el periódico Granma publicó una foto de Raúl Castro, junto con algunos dirigentes del Estado y el Partido, en una reunión de análisis, pero estaba de espaldas. La televisión cubana mostró también escenas del encuentro, pero mudas; en ningún momento se oyó hablar a alguno de los participantes.

Todo esto hizo especular a la gente, pero hubo un hecho que sacó lo peor de todos los comentarios hacia la calle. Se mostró en el Noticiero de TV la restauración de Varadero y acto seguido una escena donde un grupo de hombres del campo clavaba unos horcones en la tierra, hechos con los árboles caídos, para construir la vivienda de un campesino. Este contraste entre lo que ofrece el capitalismo y el socialismo ha sido motivo de murmuraciones fuertes en disímiles lugares, incluyendo las tiendas de divisas, donde antes los empleados solo escuchaban; pero en esta ocasión fueron elementos activos de las críticas.

El régimen, que toma el “estado de opinión” en la sociedad de forma diaria a través de los numerosos mecanismos que tiene en los barrios, centros de trabajo, de estudio, etc., dio marcha atrás a su plan de cobrar el transporte y la distribución de las donaciones hechas al pueblo por diferentes países y organismos internacionales. Primero el Ministerio de Finanzas y Precios anunció que esto se cobraría y solo cuatro días después la Gaceta Oficial se encargó de decir que sería gratis.

Han pasado ya unos cuantos huracanes por diferentes provincias del país, adicionales al que dura más de 58 años. El pueblo ha vivido estas experiencias y sabe que el problema más difícil de todos, la vivienda, no se va a solucionar. En la capital se reportaron 4 mil hogares afectados, con diferentes tipos de daños, que incluyen el derrumbe. Solo habría que decir que, si hasta el momento no se solucionaban los problemas de personas que estaban viviendo en condiciones infrahumanas, ¿cómo se puede pensar que los que sufrieron estragos van a recibir mejoras?

El pueblo de Cuba está en un estado de desamparo total, no le interesa para nada al régimen lo que está sufriendo la gente. Nadie garantiza que llegue la ayuda a manos de los damnificados y que no vaya a parar a las Fuerzas Armadas y al Ministerio del Interior.

Ha quedado la experiencia de algunos grupos de ciudadanos que, en diferentes barrios y pueblos, probaron la protesta en la calle y les dio resultados, porque de forma inmediata les restablecieron la electricidad y el agua. Algún día –estoy segura no muy lejano- serán multitudes de cubanos que se echen a la vía pública para reclamar su derecho a tener una vida digna, porque no hay dudas de que los habitantes de este archipiélago, con tantos problemas acumulados, padecen de una depresión colectiva que no les permite tener una existencia social sana.

jueves, 7 de septiembre de 2017

EL SOCIALISMO PIERDE POR CONTRASTE

Muchos cubanos pueden comparar cada día cómo viven sus iguales en países con libre mercado
 |  

Un cliente se asoma a una nevera en un “Ten Cent”, tienda estatal (Archivo)

LA HABANA, Cuba.- Muchos se preguntan por qué el régimen quiere acabar en estos momentos con los trabajadores por cuenta propia; otros tienen su oportuna respuesta. Yo pertenezco al segundo grupo y pienso que el sistema socialista no aguanta un contraste con el capitalismo. Contraponer uno a otro le da la victoria rotunda a la libre empresa y ya en Cuba —en estos momentos— se puede apreciar cómo vive quien depende del socialismo y el nivel social que ocupan los que han optado por la forma de trabajo por medios propios.

Solo habría que mirar hacia el interior de un hotel cinco estrellas para turismo internacional. Los que allí laboran no se sienten como si estuvieran dentro de la isla mientras cumplen su jornada de trabajo; después cuando terminan y van a la casa, despiertan a la realidad. Y el régimen no puede dejar de permitir que cada uno se pregunte: ¿por qué yo no puedo visitar como turista cualquier país del mundo? Sin dudas los contactos que tienen con los extranjeros, ver como visten, como comen e incluso el dinero que tienen, los acerca a añorar el capitalismo.

Hay una gran desigualdad de estratos sociales que marca también —en el interior del país— la diferencia entre el capitalismo y el socialismo. Los que reciben dinero del exterior, los que trabajan con firmas extranjeras, los cuentapropistas, los familiares de la alta jerarquía, viven en un entorno muy distinto de los trabajadores estatales, cuya única fuente de ingreso es el mísero salario que les paga el Gobierno.

El primer grupo tiene “moneda dura” para poder ir a tiendas, restaurantes, cabarets, piscinas, hoteles, etc., incluso hasta para comprar autos y tener sus viviendas confortables, arregladas y con aire acondicionado.

Cuenta a su favor que no necesitan del transporte público para moverse, no tienen que esperar que llegue el picadillo de soya a la bodega para poder comer, las medicinas las compran en las farmacias por divisa y el dinero les alcanza para ir “tocando” por ahí a todo el que se les interponga con las restricciones estatales. Tampoco tienen que lidiar con la negligencia y la chapucería a la que está sometido el resto del pueblo.

Al segundo grupo nunca la moneda se le pone dura, porque reciben el pago de su salario en pesos cubanos, que no pueden convertir por ser la tasa muy alta, y tienen que conformarse con cambiar —los que pueden— tres o cuatro pesitos para comprar cosas tan básicas como el aceite o un paquete de perros calientes, o picadillo de pavo, que es lo que esta clase social puede comer de lo que se vende en las tiendas conocidas por “shoppings”, porque un kilogramo de carne de res, de la más barata, vale 14,60 CUC cuando lo sacan a la venta. Nada menos que 365 pesos moneda nacional, más de la mitad del salario promedio que de forma oficial dicen que hay en el país.

Los que trabajan para el Estado se tienen que conformar con los servicios ineficaces e insalubres que brinda el oficialismo, que a su vez resultan caros para el bolsillo del cubano promedio. Además, tiene que comprar los productos del agro en el sector privado, porque lo que se vende en los agromercados estatales es tan poco que no resulta una fuente idónea de abastecimientos, a lo que hay que añadir que no tiene una calidad comparable con lo que ofertan los cuentapropistas.

Sin embargo, al régimen le conviene este segundo grupo, porque siempre van a estar preocupados por resolver, y no les alcanzará el tiempo para pensar en política aunque sí tendrán que responder a todas las convocatorias que hace la dictadura a marchas, reuniones, e incluso a las próximas “elecciones” del Poder Popular.

Por su parte, los medios de información anuncian posibilidades de diversiones, ventas de libros, artículos de artesanía, etc., a las que no tienen alcance la mayoría de los trabajadores. En general los que no pueden incorporarse al sector privado, que en estos momentos se afanan por extinguir, basan sus sueños de futuro en irse del país.

La vida para los que tienen que estar amarrados por el cordón umbilical al Estado es bien difícil, tiene matices oscuros que muchas veces llegan a negro; pero a la gerontocracia esto no le interesa, como nunca le interesó a la “piedra” (léase Fidel Castro) cumplir con el programa del Moncada. Es por eso que no se puede adquirir en ningún lugar un ejemplar de La Historia me Absolverá.

Ya se han dado los primeros pasos para comenzar a reducir el sector privado. Se congeló la entrega de nuevos permisos en la mayoría de las especialidades de los trabajadores por cuenta propia y ha habido una gran ofensiva en contra de algunas de las libertades económicas que se habían logrado, entre ellas las cooperativas no agropecuarias; que resultan anticonstitucionales y, por estar determinadas en los Lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, estos también tienen la misma condición. Es por eso que, al referirse a este tipo de gestión laboral, hacen referencia a que es experimental.

Se tienen rumores callejeros sobre las nuevas cooperativas de autos estatales que harán el trabajo de los boteros, para los cuales se han reemplazado los antiguos Ladas (negros y amarillos) por carros más modernos, chinos, que cubrirán determinadas rutas; pero los choferes han dejado claro que esto no resolverá el problema del transporte urbano en la capital; así como que, en un breve tiempo, los autos se romperán, porque serán compartidos por dos taxistas durante 20 horas en el día.

Sin embargo, ninguna de estas opciones representa la solución para el problema económico del país, pero el régimen está acostumbrado a poner “curitas” en el momento que las necesita y después se verá lo que pasa. Por ahora lo más importante es quitar de enfrente de la vista de la sociedad, lo que es el progreso de la gestión personal en la economía, porque ello pone en peligro la política. Lo demás no importa.

lunes, 4 de septiembre de 2017

NOTA INFORMATIVA

RED CUBANA DE COMUNICADORES COMUNITARIOS


El pasado 31 de agosto fueron arrestadas Irina Caridad León Valladares y Lisandra Orraca Guerra, en 

la Finca Valle a la entrada del municipio de San Juan y Martínez, donde residen, en la provincia de 

Pinar del Río. Dos oficiales de la Seguridad del Estado en una moto -uno de ellos nombrado Orestes 

Ayala- y una patrulla de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) ejecutaron la acción; alrededor de las 

11 de la mañana las bajaron del auto de alquiler en que viajaban, y tomaron un paquete que traían del 

maletero.


Fueron conducidas a la Unidad de la PNR de su localidad y allí las entrevistó el jefe, nombrado capitán 

Reinier (chapa 11524). El oficial les dijo que les estaban incautando un paquete que traían consigo, por

 órdenes superiores, ya que pensaban que podían tener una bomba o drogas.


El bulto en cuestión, había sido recibido, procedente de una ONG de Estados Unidos de América, y 

tenía dentro: 1 tubo de pasta de diente, 5 cepillos de dientes, 3 latas de conservas, 3 cajas de 

gelatina, 2 desodorantes, 5 compotas, 2 nylon de puré de papa, sazones Goya, cuadritos de sopa de 

pollo, 2 paquetes de refresco en polvo, 1 paquete de servilletas sanitarias y 6 barritas de chocolate. 


No obstante, al comprobar que no había una bomba dentro o drogas (lo que indicaría un nivel de 

ineficiencia muy grande en la Aduana del país), no quisieron devolverles el paquete, como si jugaran al 

juego infantil de “Allí fumé”, la policía decía que la Seguridad y estos últimos no daban la cara.


Las dos mujeres permanecieron por espacio de 24 horas paradas enfrente a la Unidad de la Policía, e 

iban de vez en cuando a la Carpeta, a preguntar si alguien las iba a atender, pero la respuesta siempre 

fue la misma: nadie las atenderá.

A ellas se unieron dos disidentes del FANTU (Frente Antitotalitario Unido), que dirige Guillermo Fariñas,

 ellos son: Raudel Álvarez Palacios y Juan Carlos Regalado Tabares, y después de pasar la noche allí 

en horas de la mañana, tras la última negativa decidieron viajar a La Habana, para poder ir a Villa 

Maristas o al Departamento 21 de la Seguridad del Estado para que alguien les diera una respuesta.


En horas de la tarde del día 1ro de setiembre, fueron arrestadas en la Terminal de Ómnibus de Pinar 

del Río cuando se disponían a tomar un transporte para la Habana. Primero las condujeron a la 

Unidad de la PNR de esa cabecera provincial donde les levantaron un Acta de Advertencia y les dieron 

una citación para que se presentaran el sábado 2 a las 9 de la mañana en la Unidad de la Policía de su 

pueblo, y después las trasladaron para San Juan y Martínez.


A la hora señalada estuvieron allí y la oficial de Carpeta les dijo que no había nadie que las atendiera 

porque estaba lloviendo (en el socialismo cuando llueve no se trabaja). Estuvieron esperando más de 

una hora cuando apareció un hombre vestido de civil que dijo ser oficial de la Seguridad del Estado, 

pero no quiso identificarse, porque según explicó: “No me da la gana”.


Llevaron a Irina Caridad León Valladares hacia una oficina con el antes mencionado oficial y le dijo que 

la iba a interrogar porque estaba acusada de alteración del orden público. Ella no quiso prestar 

declaración porque argumentó desconocer quién él era y el susodicho la empujó, a lo cual ella 

respondió con otro empujón hacia él. Intervino la policía para decir que eso era desacato e Irina 

contestó que no sabía que era un agente del orden público. El oficial algo indignado, le prometió –de 

una forma “muy caballerosa” para un representante de la ley”, que le iba a dar un piñazo por la boca y 

le iba a sacar los dientes; al parecer tiene algún trauma contra las mujeres, porque o su mamá o su 

esposa lo golpean. Le levantaron un Acta de Advertencia y le pusieron una multa que ella no quiso 

recibir ni firmar.


Después recogieron los carnés de identidad de ellas dos y de Dagoberto Martínez Martínez, también 

de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios y les dijeron que esperaran fuera del recinto. Allí 

tuvieron el apoyo de los dos miembros de la FANTU que habían estado con ellas el primer día y se le 

sumaron Agustín Linares Álvarez y Eliosbel Garriga Cabrera.


Tuvieron que esperar por espacio de una hora para que les devolvieran los carnés. Desde el momento 

que regresaron a la casa y hasta el día de hoy, han tenido de forma permanente vigilancia con una 

Brigada de Respuesta Rápida.

 

La Habana, 4 de setiembre de 2017