viernes, 30 de noviembre de 2012

Santiago de Cuba

 
Por: Tania de la Torre Montesinos.
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

El reparto Mariana de la Torre en Santiago de Cuba, ha estado más de 15 días sin recibir agua.
Elsy de la Torre se dirigió al Puesto de Mando del Gobierno y fue atendida por el oficial que allí se encontraba nombrado Alamón, que no quiso dar sus apellidos. Éste le indicó que se dirigiera a la Delegada de su Circunscripción.
La capitana Xiomara Rivas Flecha, que es la delegada de la Circunscripción No. 260 de ese Reparto, es la encargada de resolver las pipas de agua del barrio, pero hasta ahora no lo ha hecho, ya que ella no carece de agua.
Denuncia también que no ha llegado ninguna de las donaciones de que tanto habla el Gobierno por televisión. Algunas han ido a parar a instituciones hospitalarias, círculos infantiles y hogares de ancianos. Solo han vendido una lata de carne por valor de 3,65 CUP. Los que han perdido sus techos o sus casas no han recibido ningún material y permanecen al sol y al sereno.
A esto se suma la falta de dinero, alimentos y medicinas.
Llamamos a los gobernantes del mundo a un reclamo de que se entreguen las donaciones al pueblo.
Denunciamos también al primer secretario del Partido Comunista en la provincia, Lázaro Expósito Canto, por no haber resuelto nada al pueblo sufrido y sobre todo a los barrios marginales.

Noviembre 20 de 2012.

Multas a carretillero

 
Por: Leonardo Cancio Santana Ponce.
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Desde Manzanillo, Granma, denuncia José Alberto Guerra, conocido como “Chapita”, con carné de identidad No.58061522643, vendedor de productos agrícolas como carretillero, registrado como trabajador por cuenta propia, con licencia No. 1276641. Por problemas de salud  -padece de una hernia discal- no ha salido a vender a la calle y realizaba su comercio en la casa; motivo por el que se presentaron en su vivienda los inspectores: María Isabel Aguilera González, con carné No.369; Yanet Alard Miranda, con carné No.253; y el agente de la Policía Nacional Revolucionaria Rafael de Maya Tamayo con chapa No.21315; en función de la operación “Puño del Pueblo” y le impusieron una multa de 400 pesos.
Manifiesta Alberto que a pesar de pagar sus impuestos, con ésta llegan a 60 las multas de distintas sumas que ha abonado, y que este hostigamiento le sucede por manifestarse contrario al régimen.
Manzanillo, Granma, 29 de noviembre de 2012.       

Mala higiene en la prisión de Mar Verde

 
Por: Arnaldo Ramos Lauzurique.
Desde la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba, informó el recluso Luis Raúl Rodríguez Recasens sobre las pésimas condiciones higiénicas que allí existen. El agua que se está suministrando no reúne los parámetros de calidad necesarios y abundan las enfermedades diarreicas, e incluso se han detectado dos casos de cólera.
Informa además que está en huelga de hambre desde el 20 de noviembre el recluso de 40 años Ángel Biscet Sanabria porque se niegan a llevarlo a ver a su hijo a la Casa de la Patria, que es una institución para niños sin amparo filial, ya que Ángel es su único pariente.
Santiago de Cuba, 26 de noviembre de 2012. 

DECLARACIÓN. Reunión de la Nación Cubana por la Democracia

 
Hay un tipo de disidencia cubana que molesta en demasía al régimen: la oposición que sale a las calles; la que se relaciona con la población y se hace eco de sus penurias; la que denuncia los atropellos a que se ve sometida. Sus miembros son constantemente vigilados, golpeados, injuriados y encarcelados.
Una nueva táctica consiste en tratar de limitar su acción manteniéndolos retenidos en sus hogares; desacreditando a sus principales figuras; desangrando a su membrecía y abriendo esperanzas de una rápida salida del país a muchos de sus acosados activistas; mientras se propicia que se destaquen figuras y movimientos que podrían garantizar la continuidad del Estado en el futuro.
Entre las principales molestias para el régimen están los movimientos de la región central del país, en particular la Coalición Central Opositora, que es objeto de acoso permanente y una campaña declarada para estimular y facilitar la salida del país de sus dirigentes más encumbrados y así desmembrarla.
Las organizaciones más representativas de la oposición en esa región se han manifestado en dos comunicados en los últimos días contra esos intentos y en respaldo a Damaris Moya Portieles, figura principal en la actualidad de la Coalición Central Opositora.
Apoyamos resueltamente a los movimientos legítimos de la oposición en el país y en particular repudiamos el intento de debilitarla en uno de sus bastiones, en el centro de la nación.
La Habana 28 de noviembre de 2012.   

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Continúa Caridad cargando con su cruz

 
Por: Yanisbel Valido Pérez
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

El pasado 8 de octubre de 2012, Caridad Margarita Corcho Rodríguez, de 40 años y vecina de San Miguel no. 738 b, entre Roberto Fleites y calle 9, Reparto Raúl Sancho, en Santa Clara, Villa Clara se  quejó que desde el 5 de noviembre de 2011 reclamó una solución a la situación de su vivienda y aún no ha recibido respuesta de Rodolfo Herrera Hernández, jefe del Departamento de Atención a la Población de la Asamblea Provincial del Poder Popular, a quien la Dirección Municipal de la Vivienda remitió el caso alegando no tener solución para el mismo.
Es de significar que Caridad tiene dos hijas una de ellas de 19 años, con el raro síndrome de Prader Willi, del cual solo hay 8 casos en Cuba,  que ocasiona retraso mental y alopecia traumática. Los que padecen esta enfermedad no suelen rebasar los 35 años de vida.
En una muestra de falsa misericordia le concedieron un subsidio de 158 cup mensuales, solo por un año, que no aceptó, ya que  solicitó una pensión como madre cuidadora para poder abandonar su empleo de auxiliar de limpieza con un salario de 315 cup y poder atender adecuadamente a sus hijas, en particular a la que padece la enfermedad de Prader Willi.
El régimen se cansa de pregonar que por culpa del “bloqueo” no se pueden resolver problemas de enfermedades, y sin embargo con esta actitud por parte de las autoridades se manifiesta la negligencia, irresponsabilidad e insensibilidad humana que han tenido con este caso.
Santa Clara, Villa Clara, 27 de noviembre de 2012.

No hay flores para los muertos

Por: Ivis María Rodríguez González.
Fundación Madres, Familia y Futuro, un proyecto de la
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

En la funeraria Franca, situada en Bertematis entre Máximo Gómez y Maceo, Guanabacoa, La Habana, los fallecidos carecían de ofrendas florales el 25 de noviembre, próximo pasado.
El tío de Ernesto Alejandro González Sánchez, fue uno de los tres fallecidos que fueron velados en esa funeraria para su entierro ese día. Cuando fue a adquirir una corona en la florería contigua le informaron que tendría que comprarla en una situada a varias cuadras, en Martí entre Quintín Bandera y Lamas y allí solo había unas pocas flores amarillas semi- marchitas para hacer unos abanicos de 20 pesos, de los cuales solo pudo adquirir cinco. Al final tubo que recurrir a un florero particular para ponerle a su tío un ramo de flores decoroso.
Ernesto enterró a su tío sin una corona, como el deseaba y a uno de los cadáveres no le pudieron poner ni una flor.
Él se puso en contacto con la Fundación Madres, Familia y Futuro y declaró: “En la florería me informaron que suministraban muy pocas flores, solo para 4 ó 5 coronas diarias”. De lo anterior se desprende que en el municipio de Guanabacoa, en la capital del país también están racionados los fallecimientos.
La Habana, 26 de noviembre de 2012.
El sacófago y el carro fúnebre sin flores


Una mirada al baño de la funeraria

La silla de ruedas que no llegó

Por:  Yanisbel Valido Pérez
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

Desde el 23 de marzo de 2012, el impedido físico Idalberto López Arrechea dirigió una carta al Consejo de Administración Provincial de Villa Clara, para que le devolvieran su silla de ruedas, que había entregado para su arreglo en febrero de 2009 al policlínico Marta Abreu y aún no ha recibido respuesta. También por su situación social solicitó un servicio telefónico, que no le ha sido concedido.
Idalberto vive en la calle Oria No. 54 entre Prolongación de Independencia  y General  Mariño, Reparto Virginia, en Santa Clara, Villa Clara; tiene la pierna izquierda amputada, es padre de 2 niños, uno de ellos con retraso mental los que ha criado él solo, porque la madre está enferma de los nervios.
Además de la pierna cortada presenta una necrosis aséptica de cabeza humeral derecha por lo que no puede usar muletas.  
Resulta obvio que en su situación le es imprescindible su silla de ruedas y también el servicio telefónico, pero eso no parece interesarles en lo más mínimo a las autoridades de la provincia.
Él ha planteado que cualquiera organización o persona que lea esta nota en el exterior del país y se conduela de su situación le envíe una silla de ruedas, ya que el régimen cubano no se ocupa de los enfermos necesitados en el país.
Santa Clara, Villa Clara, noviembre 26 de 2012.
La silla de ruedas que no llegó
Por:  Yanisbel Valido Pérez
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

Desde el 23 de marzo de 2012, el impedido físico Idalberto López Arrechea dirigió una carta al Consejo de Administración Provincial de Villa Clara, para que le devolvieran su silla de ruedas, que había entregado para su arreglo en febrero de 2009 al policlínico Marta Abreu y aún no ha recibido respuesta. También por su situación social solicitó un servicio telefónico, que no le ha sido concedido.
Idalberto vive en la calle Oria No. 54 entre Prolongación de Independencia  y General  Mariño, Reparto Virginia, en Santa Clara, Villa Clara; tiene la pierna izquierda amputada, es padre de 2 niños, uno de ellos con retraso mental los que ha criado él solo, porque la madre está enferma de los nervios.
Además de la pierna cortada presenta una necrosis aséptica de cabeza humeral derecha por lo que no puede usar muletas.  
Resulta obvio que en su situación le es imprescindible su silla de ruedas y también el servicio telefónico, pero eso no parece interesarles en lo más mínimo a las autoridades de la provincia.
Él ha planteado que cualquiera organización o persona que lea esta nota en el exterior del país y se conduela de su situación le envíe una silla de ruedas, ya que el régimen cubano no se ocupa de los enfermos necesitados en el país.
Santa Clara, Villa Clara, noviembre 26 de 2012.

Estudiantes mal alimentados

 
Por: Dámaris Velázquez Martínez.
Fundación Madres, Familia y Futuro un proyecto de la
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Los alumnos del Preuniversitario y Politécnico Francisco Frexe Mercadez, en Barrancone, Candelaria, provincia de Artemisa, muchos de los cuales se levantan a las 5:00 am y tienen clases hasta las 4:30 de la tarde; deben resistir esa larga jornada apenas sin alimentos.
A ellos les venden una merienda de pan y un pedacito de guayaba o queso, con refresco algunas veces, a las 9 de la mañana, a un precio de 1 peso o 2 pesos, que muchos no pueden pagar. Para colmo la higiene en la elaboración y manipulación de esos alimentos es pésima.
En el almuerzo les dan una hora a los alumnos para que vayan al pueblo a comer y muchos de ellos no pueden hacerlo por falta de medios.
Algunos llevan de sus casas un pan con tortilla, cuando pueden.
Candelaria, Artemisa, 27 de noviembre de 2012. 

Corrupción al galope

 
Por: Yudith Peraza Núñez.
Fundación Madres, Familia y Futuro, un proyecto de la
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

A Yunior  Rodríguez Sánchez, enfermo de VIH y travesti, con carnet de identidad no. 78121008208  que carecía de vivienda propia, un vecino llamado Juan Hernández – militante del Partido Comunista de Cuba- le cedió un garaje contiguo a su casa en la calle Máximo Gómez no. 323 entre Apodaca y 4 en el reparto La Jata, Guanabacoa, La Habana;  para que construyera una vivienda con sus propios medios.
Yunior fue multado en mil pesos por construcción ilícita y aunque ha tratado de legalizar por arrendamiento esa edificación desde el año 2010 no lo ha logrado, por lo que no pudo realizar el cambio de dirección, obtener su libreta de abastecimiento y lo que es mas grave, recibir la dieta para su enfermedad. Esto último solo lo logró gracias a que un vecino aceptó inscribirlo el registro de direcciones de su vivienda.
Esta situación, aparentemente insoluble, puede ser llevada a términos satisfactorios, si le entrega 60 CUC a la inspectora de Villa No. 2 de la Dirección Municipal de la Vivienda, la cual le manifestó a Yunior –extraoficialmente- que podía remediar su problema por esa cantidad.
Así estamos en Cuba.
La Habana, noviembre 27 de 2012.      

¿Arroyo o cloaca?

 
Por: Maritza Concepción Sarmiento
Fundación Madres, Familia y Futuro

Los vecinos de la calle Calixto García entre Santa María y San Sebastián en el Reparto Mambí, en Guanabacoa, La Habana, se han quejado varias veces en el Poder Popular de la localidad, por la falta de higiene y mal olor que expide el arroyo que pasa a 3 ó 4 metros de sus humildes viviendas. Al no existir tanques muchas personas botan la basura en el lugar.
Una de las familias más afectadas es la del número 259 donde vive un señor de 82 años nombrado Orestes Leyva, su esposa Ana Elsy Tamayo de 65 y el hijo de ambos de 37, Osmany Leyva Tamayo. Cuando llueve el arroyo pasa por el patio de su casa e incluso penetra en la vivienda. Ellos afirman haber estado enfermos de dengue sin recibir atención médica.
Noviembre 23 de 2012.

Este es el arroyo que pasa por la casa de Orestes.  Se puede apreciar la suciedad que tiene



Esta es la casa de Orestes

Tarea de la Fundación de Madres, Familia y Futuro y del Movimiento Juvenil del Barrio


Recuperación de los valores éticos

(2da. Parte)
La tarea más importante que tienen por delante los miembros de la Fundación Madres, Familia y Futuro y del Movimiento Juvenil del Barrio, es trabajar en la recuperación de los valores éticos en las diferentes comunidades del país donde se encuentren asentadas las dos organizaciones. Cuando se restablezca la democracia, esta va a ser una de las labores más significativas desde el punto de vista social, por eso iniciarla en estos momentos ayudará sensiblemente al porvenir.
Aunque se sabe que las costumbres y las modas cambian, en la misma medida en que pasan las generaciones, siempre en cada grupo de edades han existido límites que no se traspasan, pero en estos momentos hay exageraciones que están por encima de los extremos.
Hay que tener en consideración que la juventud evoluciona en su forma de pensar y de ver lo que es moral o no, pero hay momentos circunstanciales en los que –a pesar de los tiempos- no se deben cambiar las prácticas. Por ejemplo ir vestido inapropiadamente a lugares que siempre han sido respetados, como una funeraria, el cementerio; que se pueden ver personas en short, en chancletas de goma, algunas mujeres con la barriga afuera, los hombres no se quitan las gorras o sombreros, destapándose la cabeza en señal de homenaje.
Esto también está ocurriendo en las Iglesias, en particular en la católica, donde la juventud lee los pasajes bíblicos con apenas ropa y los sacerdotes de las diferentes parroquias admiten esto, con muy contadas excepciones.
Los uniformes de todo tipo se usan de forma incorrecta, los estudiantes en particular fueron objeto de una ofensiva por parte del régimen a inicios del curso escolar, pero con aspavientos, ya que se exigió –con un giro de 360 grados- que las niñas se pusieran medias hasta las rodillas, que están fuera de las posibilidades de adquisición de muchos padres, debido a su alto precio en cuc (moneda convertible).
También los empleados de tiendas, gastronómicos, choferes de alquiler, e incluso policías y militares hacen uso inadecuado de sus uniformes. Da pena ver a una mujer policía, poniendo una multa de tránsito u otras funciones, con la saya en la punta de los glúteos. Esto es algo que se repite en cualquiera especialidad militar, incluyendo el uso de medias largas negras, que nada tienen que ver con el uniforme y adornos de diferentes colores en el pelo.
Será quizás por eso que los miembros del Ministerio del Interior que tiene a su cargo el orden público, no se proyectan cuando ven a los hombres sin camisa en la calle, o incluso en camiseta, de esta misma forma manejan autos, camiones, etc.
Si de forma de vestir se trata, los jóvenes –y algunos no tan jóvenes- que piensan que se adecúan a la moda, exageran en las calles, las mujeres utilizando como cintura la ingle, con tatuajes desmedidos en el final de la espalda; los varones ensañando los calzoncillos y también el inicio de la separación de las nalgas.  Muchos hombres y mujeres, producto de las necesidades económica, están en las calles en chancletas de goma, apropiadas para la playa o la casa, y es que hay que considerar que no tienen otro tipo de zapato.
A los niños de ambos sexos, se les viste con ropas propias de personas mayores, llevando a cero su etapa infantil. Las puérperas se sacan el seno –en cualquier lugar público para dar la leche a los bebés, sin ponerse un pañal que lo haga menos impúdico.
Habría que destacar que quienes tienen que ser ejemplo con los niños, adolescentes y jóvenes, que son los maestros y profesores, no guardan una correcta utilización del vestuario e incluso algunos comparten los usos que anteriormente se explicaron. Claro el salario que devengan tampoco les permite estar a la altura que indican sus relaciones sociales.
En fin, que en la degeneración del uso de la ropa y los zapatos, además de las malas costumbres, ha influenciado el hecho de que es caro vestirse correctamente y no es accesible a la adquisición de todas las personas.
Por otra parte, se han perdido las actitudes que demostraban educación social, como: llegar a los lugares y decir buen día, tarde o noche; dar las gracias; pedir permiso para pasar; dar respuesta a los saludos; no obstruir el paso en las aceras o simplemente anunciar las visitas previamente.
Se puede constatar falta de humanidad, al no auxiliar a las personas mayores en la calle, a los discapacitados, a las mujeres gestantes. A estos grupos de individuos no se les concede el asiento en los ómnibus por parte de los hombres y los jóvenes e incluso por miembros de la autoridad como policías y militares.
Está perdida la costumbre que la familia se siente a la mesa junta a comer.  Entre los malos hábitos adquiridos está el comer con el plato en la mano frente al televisor y con cuchara, por la falta de cubiertos en las casas. En algunos lugares ni siquiera se come en plato de cristal, en vez de ellos en pozuelos plásticos que son más baratos. Ni pensar en el uso de servilletas, tampoco se usan manteles o doilys, que solo se adquieren en cuc.  Todo esto influye para que las personas no se laven las manos antes de comer o ingerir cualquier alimento y sobre el hábito de cepillarse los dientes, por la carencia de cepillos y pasta dental (aunque se puede adquirir  a 8 pesos cup).
Sin embargo hay spots televisivos que instan a lavarse las manos para evitar enfermedades, secárselas con papel (algo que un número ínfimo de personas tiene en la casa) y lavarse los dientes tres veces al día.
En diferentes lugares de las ciudades, en particular en la capital, se puede apreciar a personas comiendo en la calle, sentadas en las puertas de las casas, que dan directamente a las aceras, e incluso dándole la comida a los niños colocados en sillas y bancos en la propia orilla de la vía.
Producto de la deformación de la familia, los niños intervienen en las conversaciones de las personas mayores, sin ser requeridos por sus padres; no se acuestan a dormir a la hora correcta para sus respectivas edades. Algunos niños y adolescentes fuman delante de sus progenitores; ven programas de televisión no apropiados, como novelas, películas con escenas de sexo; los adolescentes ingieren bebidas alcohólicas en centros nocturnos, sin exigirles el carné de identidad, en particular las jóvenes que se prostituyen con turistas.
Debido a la situación de los horarios de trabajo de los padres y el problema del transporte, que agudiza las dificultades para el retorno al hogar, a los niños se les da la llave de la casa, para que entren cuando terminen la jornada escolar, lo que implica que en muchos casos hacen lo que estimen conveniente.
Se ha perdido el respeto a la jerarquía, por ejemplo: en las escuelas los estudiantes no se ponen de pie cuando el maestro o el director/a del colegio entra en el aula; en los hospitales las enfermeras continúan hablando o haciendo cualquier cosa, cuando un médico aparece en el cubículo, lo tratan de tú a tú como un igual. En las becas los alumnos y profesores ingieren juntos bebidas alcohólicas usan frecuentemente otras formas de dirigirse a las personas como: mi amor, mi cielo, mamita, mi chula, etc. Todo esto ha devenido en un cambio de la palabra “compañero/a” que ha pasado literalmente al olvido, pero decir señor o señora se considera de corte burgués.
Entre las parejas ya no existe la costumbre que el hombre camine por la parte de afuera de la calle; que le separe la silla de la mesa a la dama, al sentarse en cualquier lugar público. Algo que resulta muy desagradable es ver a las parejas que en vez de ir de la mano por la calle, lo hacen agarrados de las nalgas, tanto el hombre toma así a la mujer, como ella le mete la mano en el bolsillo trasero del pantalón y de esta forma caminan.
En el muro del Malecón, un lugar al que acostumbraba ir la familia a sentarse y tomar el fresco, en estos momentos es muy común ver parejas teniendo relaciones sexuales de diversos tipos. Se perdieron las posadas, que en la mayoría han sido utilizadas para albergues de personas que se han quedado sin viviendas por diferentes motivos, los particulares alquilan cuartos por 3 horas a 5 cuc (120 cup).
No hay regulaciones estatales –generalizadas- para los fumadores, donde quiera se fuma, haciéndolo sobre las personas que se convierten en fumadores pasivos. También se observa que este hábito se toma desde edades muy tempranas.
En la mayoría de las ciudades del país, las calles se mantiene sucias, la basura se arroja a cualquier hora  y no se recoge con la frecuencia adecuada. Los bultos de desechos se acumulan en las aceras y no permiten transitar a las personas. Producto de que los balcones se caen, la gente tiene miedo y camina por el medio de la vía.  Cuando se producen derrumbes, no se recogen los escombros y las vigas, de esta forma se obstaculiza el tránsito. En la mayoría de los municipios pavimentados del país, las aceras están más destruidas que las calles y los transeúntes prefieren caminar por el medio de las avenidas, obstaculizando el tránsito de los vehículos y poniendo en peligro sus vidas.
De forma general los servicios sanitarios públicos, que son muy escasos, se encuentran muy sucios, cosa que antes no se permitía ningún dueño de establecimiento. Incluso en las escuelas los baños son lugares que deberían estar cerrados, pues los niños pueden contraer allí enfermedades. En ocasiones se les exige a los propios educandos limpiarlos y también a los padres, ya que se ha perdido el empleado que se conocía como conserje que se encargaba de estos menesteres en los colegios.
En las alcantarillas en las calles, hay baños puestos como públicos, en ocasiones festivas, como en los carnavales, haciendo que esos lugares se conviertan en focos de enfermedades.
Aunque el propio régimen se manifiesta -en numerosos artículos en la prensa plana- en contra de la música alta, el televisor puesto con un volumen inadecuado; no hay un pronunciamiento a nivel de cuadra sobre estos estruendos que molestan a los vecinos hasta altas horas de la noche. Paralelo a ello habría que destacar, que las letras de las canciones son vulgares y que en ocasiones llegan hasta ser obscenas y son cantadas hasta por los niños, sin que los padres consideren que esto va en contra de la educación formal. Desde ese punto de vista, los pequeños queman etapas y no conocen las tonadas infantiles.
En las calles los autos y bicitaxis llevan puesta música bien alta, utilizando bocinas que estremecen a las personas a su alrededor.
En diferentes repartos de la capital, incluyendo aquellos que son transitados por turistas, en los balcones que dan para la calle, se tienden ropas, al igual que en las ventanas.
En los edificios de apartamentos se terminó con la vida privada, ya que de forma general las familias hablan en voz alta y se hace público todo lo que concierne a la intimidad del hogar. Los jóvenes incluso en la calle, profieren palabras obscenas, en particular habría que destacar que las niñas y adolescentes también las dicen, e incluso se hacen señas que atentan contra cualquier idea de lo que es el pudor en personas de estas edades. En ningún caso los Comités de Defensa de la Revolución mantienen una actitud de terminar con estos malos hábitos, sin embargo se entrometen en la vida de todo el mundo, y sobre todo vigilan lo que se transporta en paquetes y lo que entra y sale de la casa, convirtiendo en pública la relación de la familia.
Hay perros y gatos caminando por las cafeterías estatales, donde las personas ingieren alimentos, incluyendo las que son en moneda convertible. También no se observan reglas de limpieza –tanto en las cafeterías estatales como en las particulares- y el que expende dulces y panes con cualquier cosa dentro, los coge con la mano y así mismo es el que cobra el dinero y vuelve a despachar sin lavarse las manos.
Los turnos médicos no se respetan. Los facultativos faltan al turno por cualquier motivo, que incluye el día del cumpleaños. Quizás el paciente tuvo que esperar hasta dos meses para la consulta especializada. También estando las personas en la espera, pasan otros pacientes, con amistades de los galenos y a través de pagar algunos cuc para viabilizar el tiempo de espera de la consulta.
Desde pequeños los niños están vinculados a la mentira, porque lo que se habla dentro de la casa no se puede decir. A nadie se puede contar de dónde salieron los zapatos para el colegio, la mochila y las cosas que se comen diariamente de merienda, mucho menos si están mejor confeccionadas que la media de los educandos. En los hogares los hijos no pueden ser como sus padres, porque se les enseña en las escuelas: ”Seremos como el Che”.
Existen numerosas lagunas de conocimientos de la historia que no permiten un correcto análisis de la situación del país. Los niños conocen a Martí como el autor intelectual del Moncada, sin embargo para ellos este nombre es un cuartel y Guillermón Moncada, general de tres guerras de independencia no significa nada. Igualmente existen desconocimientos de ortografía, lenguaje, gramática, la prosodia de forma general es mala y en particular en los residentes del este del país. Es difícil encontrar personas que sepan buscar una palabra en el diccionario, ya que por muchos años no se imprimieron y no formaron parte de los programas de educación.
Se desconoce el uso de la bandera y los símbolos patrios, en las escuelas, centros de trabajo e incluso en unidades militares, no se le da el tratamiento que está establecido en la Ley. De forma general no se recuerda que Narciso López fue quien diseñó la bandera cubana y el Himno Nacional lo escribió Perucho Figueredo.
Producto de la situación económica se perdió la costumbre de hacer regalos en las bodas, cumpleaños, bautizos, aniversarios, días de las madres, los padres, los abuelos, etc.
A nivel social se ha descuidado hacer conciencia de lo que significan las plagas y enfermedades. El incremento de edificaciones derruidas y apuntaladas ha propiciado que crezcan las cantidades de roedores e insectos, algunos de ellos transmisores de enfermedades como la leptospirosis, la rabia, y el dengue, que se ha hecho endémico en el país. Después de más de un siglo ha resurgido en Cuba el cólera.
Estas son algunas de las ideas de problemas nacionales vinculados con la ética de las nuevas generaciones de cubanos.


La Habana, 27 de noviembre de 2012.

Una víctima de la corrupción


Por: Tania de la Torre Montesinos
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Zoe Madelaine Sosa Scull lleva seis años y ocho meses en un litigio para que le devuelvan un terreno de su propiedad, ubicado en la parcela no.14, manzana 53, reparto Poey, en el municipio de Arroyo Naranjo, La Habana; así como que se demuela la construcción ilegal realizada allí por el ciudadano Alcides Almeida Rodríguez, que no tiene residencia  en la capital, ya que su carné de identidad es de Santa Cruz del Sur, en Camagüey.
Zoe se ha dirigido a las más altas instancias del Gobierno y el Partido Comunista, incluyendo al entonces presidente Fidel Castro Ruz y todas las respuestas consistieron en evasivas donde se indicaba que sus denuncias se trasladaron a los niveles inferiores.
Aunque la resolución No.684 de 2010, de la Dirección Municipal de la Vivienda reconoció su derecho a la demolición de lo construido ilegalmente por Alcides, éste logró que el Tribunal Provincial de La Habana la revocara a pesar de tener Zoe todos sus documentos en orden.
Una muestra de las influencias del señor Alcides es que el 14 de julio de 2012, en menos de 12 horas, fue capaz de determinar el nombre y el centro de trabajo del chofer que condujo a una comunicadora comunitaria a tomar fotos de la vivienda, con solo conocer la chapa del vehículo, algo que solo está al alcance de funcionarios del Ministerio del Interior.
Durante esos largos años se han expedido unos 40 documentos sin solución a la demanda.
A esto no se le pueda llamar incapacidad, ni mal funcionamiento o negligencia; hay que explicar claramente que Zoe solo es una de las víctimas de la corrupción que crece en el país.

La Habana, 22 de noviembre de 2012.

Sin respuesta


Por: Pablo Blanco Rodríguez
Han transcurrido 6 meses desde que recibió mi familia la desagradable noticia del “supuesto” suicidio de mi hermano recluido en el Centro Penitenciario Combinado del Este.
Su nombre era José Carlos Blanco Rodríguez, y oficialmente se nos negó poder reconocerlo en Medicina Legal, sólo pudimos verlo al llegar a la funeraria, donde constatamos que no se trataba de un suicidio, pues los signos que tenía el cadáver explicaban -claramente- un asesinato.
Solicitamos el esclarecimiento de los hechos a las autoridades del régimen y no hemos recibido respuesta alguna, solo justificaciones, hasta el punto de decirnos que tal incidente fue un error del sistema.
Las entidades que hemos contactado son: DCI (100 y Aldabó), Atención a la ciudadanía del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Dirección de Cárceles y Prisiones, Ministerio de Salud Pública y la Fiscalía General de la República.
En la actualidad, no contamos ni siquiera con el certificado médico de defunción de mi hermano.

REDES SOCIALES FACTOR DE COHESIÓN COMUNITARIA


Por Lucas Garve
Red Cubana de Comunicadores  Comunitarios


Las redes sociales surgieron hace mucho. Desde que aparecieron los primeros gremios de artesanos, profesionales, etc., hasta hoy, su desarrollo corrió al par que el progreso tecnológico y contribuyó al avance del ser humano como “ser social”.
Las redes sociales son “conjuntos complejos de relaciones entre miembros de un sistema social”. Es imprescindible comprender que mujeres y hombres necesitan ante todo relacionarse para existir como seres en sociedad y para ello es absolutamente preciso comunicarse.
En la Cuba del siglo XIX ya se habían ido creando instituciones independientes del Estado que fueron conformando el entramado de la sociedad civil: entonces en Cuba había gremios de azucareros, cafetaleros, tabacaleros, obreros portuarios.
Además, hallaron su medio de expresión en las publicaciones periódicas, en los diarios, boletines y revistas de la época. Con el nacimiento de Cuba como una República independiente estas redes  propiciaron el incremento del tejido social que conformó la sociedad civil cubana.
Entonces, aparecieron Academias, Clubes, Asociaciones y Sociedades que agruparon a mujeres y hombres que encontraron en ellas un espacio de sociabilización; es decir, de encuentro y reunión, así se crearon los medios para expresar sus ideas e inquietudes individuales y sociales.
Gracias a estas formaciones  mujeres y hombres tuvieron la oportunidad de proyectarse en una comunidad de iguales y en un espacio determinado. Había un movimiento de pensamiento producto de una sociedad activa y participativa.
Con la llegada de la “Revolución” comenzó el desmantelamiento de la sociedad civil: la prohibición de otros partidos políticos, que no fuera el Comunista, y de cualquier tipo de asociación. Desaparecieron los espacios físicos, pero sobre todo los jurídicos donde la sociedad civil ejercía sus derechos  y participaba libremente.
Con el afán de sustituir las destruidas redes sociales independientes del Estado, el nuevo régimen, instaurado en 1959, constituyó una serie de llamadas “organizaciones de masas” que encerraron ideológicamente a los ciudadanos en sectores dominados por la política estatal, tales como:  CDR, Comités de Defensa de la Revolución; UJC, Unión de Jóvenes Comunista de Cuba; PCC, Partido Comunista de Cuba (concebido como organización de masas); CTC, Central de Trabajadores de Cuba; OPJM, Organización de Pioneros (infantil); FMC, Federación de Mujeres Cubanas;  y la UNEAC, Unión de Escritores de Cuba; entre otras.
No fue hasta finales de los años 80 y principios de los 90 cuando se dieron las condiciones internas y externas para el resurgimiento de movimientos independientes, que luchan por restablecer en Cuba una real sociedad civil.  
Así comienzan a abrirse paso en Cuba los periodistas independientes, los economistas, organizaciones de defensa de los Derechos Humanos y otras.
Llegados a este punto, es justo valorar el surgimiento de una oposición organizada en cantidad de grupos, movimientos y partidos, los que -aún en formación- han conseguido trasladar a miles de cubanos incorporados a ellos -en estos casi treinta años- un pensamiento independiente y vencer el monopolio de la noticia que el régimen comunista ha mantenido por tanto tiempo en detrimento de la libertad de información y de expresión.
Con el acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) se podrían conseguir grandes y rápidos cambios en la sociedad cubana y es por eso que el Gobierno niega a los cubanos ese derecho.
Las posibilidades de utilizar las TICs en Cuba todavía son reducidas, pero poco a poco, mediante el uso de la telefonía móvil por grupos disidentes, periodistas independientes y blogueros se ha establecido una red de comunicación inmediata, por donde vehiculan mensajes que informan y permiten trasladar a usuarios de otras redes, el incremento de la represión, los atentados a la libertad de expresión y las agresiones que sufre el pueblo y los propios opositores.
Un ejemplo patente ha sido la creación de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, que agrupa a varias decenas de comunicadores en toda la isla. Ellos al incidir en la realidad social y trasladar sus mensajes al mundo a través de sus conexiones con otras redes, han contribuido a darle visibilidad a una realidad que el Gobierno oculta. Por eso el futuro incremento de las redes sociales en Cuba depende de nosotros mismos.

Qué enfermedad tiene Maritza


Por: Ivis Rodríguez González.
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Maritza Concepción Sarmiento, de Cruz Verde no. 1 entre Máximo Gómez y Corral Falso, en el municipio de Guanabacoa, La Habana,  lleva 7 años tratando de que distintas especialidades de la salud le ofrezcan un diagnóstico y un tratamiento para su enfermedad.
Ella sufre de inflamación y dolor en el vientre, y también se le inflaman las manos, la cara y los pies. Además  presenta mucho decaimiento.
Después de todo ese tiempo recurriendo a consultas médicas en su localidad se dirigió por sus medios al Hospital Hermanos Ameijeiras y al cabo de 7 meses de habérsele indicado una laparoscopía los resultados fueron negativos y la remitieron a la posta médica de Guanabacoa. Ubicada en San Antonio y Padilla, el médico Sergio García Ramos, el 7 de noviembre de 2012, le dijo que no le correspondía realizar los análisis recomendados y se quejó  de los otros médicos que se la enviaron.
Maritza se pregunta: ¿Dónde está la potencia médica de un país que en 7 años de enfermedad no me ha dado explicación ni un tratamiento para mi dolencia? ¿A dónde tengo que dirigirme para saberlo?
Su salud empeora cada día y no sabe qué hacer.

La Habana, 22 de noviembre de 2012.

Preguntas sin respuestas

 
Por: Arnaldo Ramos Lauzurique.
La juventud cubana se hace muchas preguntas para las cuales no encuentra respuestas e incluso, debido a su desinformación, podría hacerse otras que tampoco les serían satisfechas, al menos oficialmente. Se podría escribir el libro de los ”¿Por qué?”, pero algunos ejemplos son suficientes para demostrar el vacío cultural y de todo orden que impera en los jóvenes y también en los no tan jóvenes.
¿Por qué en mi barrio hay personas chismosas que se dedican a vigilar y a inmiscuirse en la vida de los demás y son alabados y premiados por eso?
¿Por qué en mi barrio hay tantas personas que no trabajan y están vinculados a un centro laboral?
¿Por qué se dice que en Cuba está prohibido el juego y la prostitución y en mí barrio muchas personas juegan y abundan las jóvenes, los homosexuales y proxenetas que viven de esas actividades?
¿Por qué en La Habana se caen todos los meses varias viviendas sin que pase un ciclón ni ocurran aguaceros torrenciales?
¿Por qué el señor Taladrid tiene un programa televisivo, cuya consigna es, “saque usted sus propias conclusiones” y destina la mayor parte de la transmisión a evitarlo?
¿Por qué se dice que Cuba es un país democrático y haca más de 50 años que el pueblo no elige a sus gobernantes?
¿Por qué una persona tan poco carismática como Raúl Castro, que no resultaría electo ni para concejal en una nación libre, es el presidente del país?
¿Por qué y con qué derecho el sátrapa Fidel Castro designó a su hermano como Presidente?
¿Por qué se prohíbe que las personas puedan tener acceso a emisoras, internet y todo tipo de prensa extranjera?
¿Por qué el propietario de una res no puede disponer libremente de ella?
¿Por qué si el régimen fracasó en la administración de la agricultura y tuvo que darles tierras a los campesinos, se las entrega en usufructo para poder quitárselas después?
¿Por qué un ciudadano cubano puede ser declarado ilegal en un lugar de su país?
¿Por qué no se aplica íntegramente la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la cual Cuba no solo es signataria sino también gestora?
¿Por qué hay una moneda inoperante con la que los trabajadores cobran su salario y otra que solo representa 17 dólares mensuales como promedio, que sirve solo para resolver las necesidades más perentorias?
¿Por qué en Cuba la caña de azúcar es una planta casi exótica y apenas se produce azúcar, mientras el marabú impera en los campos?
¿Por qué el país tiene que importar 1 700 millones de dólares en alimentos, muchos de los cuales se pueden producir aquí, como leche, arroz y café?
¿Por qué los periodistas cubanos hacen análisis minuciosos de los problemas internacionales y son incapaces de señalar las más mínimas dificultades que ocurren en Cuba?
¿Por qué los niños cubanos tienen que ser como el Che y no como Maceo, Martí o Agramonte?
¿Poe qué las cárceles cubanas están repletas de jóvenes y sobre todo negros?
¿Por qué la prensa cubana se regodea con las manifestaciones de “indignados” en distintas partes del mundo, cuando en el país la menor muestra de inconformidad es sancionada?
¿Por qué los oficiales de la Seguridad del Estado tienen un real poder en este país y atropellan  y encarcelan a los opositores pacíficos?
¿Por qué los jóvenes no tienen interés en formar familia?
¿Por qué las mujeres en edad reproductiva no quieren tener hijos?
¿Por qué la mayor parte de la juventud solo piensa en emigrar y muchos sostienen que no regresarían ni de visita?      
La lista de los por qué es interminable y una relación exhaustiva abarcaría varios tomos, pero bastaría uno para resumirlos a todos:
¿Por qué los cubanos somos tan aguantones?

Enfermode Sida en vivienda ruinosa

 
Por: Yainé Pintado Aldaya.
Juan Carlos Díaz Fonseca, de 45 años de edad y enfermo de SIDA, vivió  casi 7 años en un contenedor con su esposa y 4 hijos, hasta que en el año 2007 le asignaron -por ser un caso social- una vivienda ruinosa en Apodaca 335 entre Cadena y Lebredo, Guanabacoa, La Habana para que la arreglara por sus propios medios, algo totalmente imposible dado su precario nivel de vida.
En todo este tiempo no le han dado la propiedad, por lo cual no puede realizar el cambio de dirección, ni obtener la dieta médica que le corresponde por su padecimiento.
A pesar de su insistencia con la Dirección Municipal de la Vivienda solo ha obtenido evasivas y no ha logrado que eleven su caso a las instancias superiores, por el contrario lo han amenazado con deportarlo a su región de origen –Manzanillo, Granma- de donde se marchó hace 25 años, si reclama su derecho por vías alternativas.
La Habana, 22 de noviembre de 2012.

Elección de travesti o voto de castigo

 
Por: Vladimiro Roca Antúnez para la
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

La elección del travesti José Agustín Hernández (conocido por  Adela, ya que es natural del central que llevaba ese nombre)  como delegado municipal en Caibarién, en el mismo centro de la Isla, contra dos oponentes que ya eran funcionarios de la Asamblea Municipal y además militantes del Partido Comunista , siendo incluso uno de ellos, de nombre Rafael, encargado de la agricultura en el Consejo Popular;  sorprendió a muchos y abrió interrogantes.
El se declara homosexual, que siente como mujer y se inyecta hormonas femeninas, pero también es un ciudadano corriente, que vive en  condiciones precarias en la calle 18 y final en el barrio La Ranchería donde la mayoría de las casas están en malas condiciones. Él trabaja como enfermero en el hospital municipal María del Carmen Sozaya.
Su simple postulación, en un país que repudió y persiguió a los homosexuales, indica que no se podía impedir algo como eso ante las prédicas semioficiales de repudio de esas prácticas; pero su elección por la población (en segunda vuelta) con más de cien puntos de ventaja, debe haber causado perplejidad a los que lo permitieron, confiando en que no sería escogido.
Su elección, más que tolerancia ante la homosexualidad, puede significar que la población repudió a los otros dos oponentes, que eran bien conocidos o demasiado gastados.
Si algo está cambiando en Cuba no es en la dirección a que el régimen aspira.
La Habana, 22 de noviembre de 2012.
Esta es Adela, ciertamente él se postuló con su nombre de hombre: José Agustín Hernández

Ejemplo de Potencia Deportiva

 
Por Miladys Carnel González
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

De los dos estadios de  futbol de la Habana para que inicien los niños y jóvenes su actividad  deportiva, el de la Polar es el más asequible. Sin embargo, apenan las condiciones en que los infantes y sus familiares deben participar en prácticas y  competencias.
Se aprecian gradas y taquillas sin techos para protegerse del sol,  con paredes agrietadas y mal estado en general. Los baños en malas condiciones y sin agua.  El terreno se mantiene enfangado y enyerbado. La pizarra no funciona y para colmo no hay iluminación. Aunque no es la única instalación deportiva de la capital que han dejado deteriorar, los invito a que den una vuelta por allá para que lo puedan apreciar con sus propios ojos. La desidia que ha habido con los lugares dedicados a las prácticas deportivas, ha dejado que caiga una de las joyas de la corona que creó el régimen, cuando constantemente hablaba de la salud, la educación y el deporte.
La Habana, 22 de noviembre de 2012

El transporte

Por:Yadira Rodríguez Bombino
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios


La ciudadana Regla Suárez Valdés, vecina de la calle 5ta entre A y B, Reparto Ampliación de Luyanó Moderno, municipio San Miguel del Padrón, La Habana, me comunica lo siguiente:

“Soy una persona sencilla y conforme, pero lo mal hecho me incomoda bastante. Hace aproximadamente 4 días yo estaba en la parada que está ubicada en el conocido Puente del Cotorro, en el municipio del mismo nombre, cuando de repente llega un ómnibus de transporte urbano que circula en esa zona y tiene como numeración PC, hace estancia en la parada, y como es natural estaba desbordada de personas que querían desesperadamente llegar a su destino. Ahí empezó la “matazón” para abordar el ómnibus, Las personas empujaban sin compasión alguna al que se le atravesara en el medio y el chofer solo se preocupaba por recoger el dinero. Tan salvaje fue aquello que al tratar de cerrar las dos puertas de entrada no se pudo, y algunas de las personas se quedaron colgando de las puertas exponiendo sus vidas por el solo hecho de resolver su problema inmediato. Toda esta indisciplina social es consecuente por la ineficiencia y falta de transporte al que estamos sometidos a diario, lo que ha provocado accidentes fatales que se pudieran evitar si el gobierno incorporara más carros a este servicio”.

La Habana, 20 de noviembre de 2012

Carteles en la sede de la Fundación Madres, Familia y Futuro

Por: Rosa María Naranjo Nieves 
En la calle Cruz Verde No. 11 entre Máximo Gómez y Corral Falso, en Guanabacoa, La Habana, se encuentra ubicada la sede de la Fundación Madres, Familia y Futuro; un proyecto de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios. Allí su directora Ivis María Rodríguez González, ha ubicado algunos carteles de carácter social.
El primero de ellos decía: “Llegó la apocalipsis para la salud, la educación y el deporte; pero antes ya se había destruido el país ¿qué nos queda? más promesas y mentiras para sostener en el poder a unos cuantos”. Estuvo puesto casi una semana, y lo arrancaron. Entonces decidieron poner dos, ellos dicen:
“El pueblo de Cuba tiene hambre, pero también tiene miedo, cuando se acabe el miedo se terminará con el hambre”
“La línea del horizonte se ve, pero no se alcanza nunca, igual pasa con el futuro del país con este régimen”.
Quizás no lo arrancan porque saben que es una realidad social.
La Habana, 18 de noviembre de 20

Cartel original


Fachada de la casa


Pedazo de cartel arrancado


Nuevo cartel


La policía retrata los carteles


Ivis los retrata a ellos